El problema de las Fake News durante la pandemia


Uno creería que estar en el medio de una pandemia y vivir con una incertidumbre desesperante sería suficiente para una persona. Claramente no, ya que los llamados fake news llegaron para ser la cereza de la torta. Varias personas deciden volcar su confianza a los grupos de WhatsApp antes que a cualquier otro medio de comunicación fiable.

En esta era, donde todo está a un click de distancia, la información corre más rápido que la luz. Por esta razón, las noticias reales y las llamadas fake news se ven mezcladas. Una de las primeras fake news que nació en medio de la pandemia fue que, supuestamente, el Ministerio de Salud no estaba dando datos verdaderos y había ya muchas personas que murieron a causa del covid-19. Otra fake news hablaba de que miles de doctores ya estaban infectados.

Ante esto, El Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social (MSPyBS) anunció que se denunciará a las personas que difundan noticias falsas referentes el coronavirus. Desde hace unos días se comparte en las redes sociales y en las aplicaciones de mensajería instantánea fake news que desinforman y generan confusión sobre la enfermedad.

De manera internacional, el fake news más hablada es la que dice que el virus fue creado en un laboratorio y no se inició en el mercado de Wuhan, como se reportó. Pero claramente la noticia falsa más fantasiosa es la que afirma que China inició el virus para comenzar así una tercera guerra mundial y vencer de una vez por todas a sus enemigos, digna de película Hollywoodense.

A pesar de que estas noticias sean tontas e incluso graciosas, la realidad es que hay miles de personas que las creen y las defienden a muerte, aunque no cuenten con una fuente fiable. Además de ser mentiras, los fake news afectan a los periodistas que día a día buscan la verdad para brindarla de manera transparente a miles de lectores y espectadores alrededor del mundo. Ya sabemos que actualmente la realidad es cansadora e incluso deprimente, pero la verdad es siempre necesaria.

Según ABC Color, para la desinformación se usan fotografías que aparentan ser capturas de pantalla de la noticia publicadas en el portal digital de ABC Color, pero en realidad se trata de imágenes editadas con información falsa.

Para finalizar, mucho antes del brote del virus, la organización UNESCO, advirtió sobre el impacto que la transformación política, tecnológica, económica y social podía llegar a tener en la forma en que intercambiamos información en los últimos años y especialmente de la contaminación que causan algunas campañas de desinformación.

En un momento de incertidumbres e incógnitas, el mundo digital es un terreno de fabricaciones de las campañas que representan una amenaza para el periodismo basado en los hechos y, particularmente durante la pandemia actual, para la vida de las personas.

El gran riesgo es que cualquier falsedad que gane fuerza puede anular la importancia de un conjunto de hechos verdaderos. “Cuando la desinformación se repite y amplifica, incluso por personas influyentes, existe el grave peligro de que la información basada en hechos verdaderos, termine teniendo un impacto marginal” compartió a News.un,org, Guy Berger, director de Políticas y Estrategias sobre Comunicación e Información de la UNESCO.

«Sin embargo, esto no sustituye a la información suministrada por los medios de comunicación, por lo que también estamos intensificando nuestros esfuerzos para convencer a las autoridades de que vean al periodismo libre y profesional como un aliado en la lucha contra la desinformación, especialmente porque los medios de comunicación trabajan abiertamente en la esfera pública, mientras que mucha desinformación está fuera del radar, en aplicaciones de mensajería social», explicó Berger.

También comentó que la UNESCO insta especialmente a los Gobiernos a «No imponer restricciones a la libertad de expresión que puedan dañar el papel esencial de una prensa independiente, sino reconocer el periodismo como un poder contra la desinformación, incluso cuando publica información verificada y opiniones documentadas que molestan a quienes ocupan en el poder”.

Para satisfacer la demanda de hechos fidedignos, el Departamento de Prensa del Ministerio de Salud de Paraguay anunció que este denunciará ante la Fiscalía las noticias faltas, o fake news, que intentan instalar en la opinión pública que ya se registraron casos de coronavirus en el país.

FACEBOOK - TU OPINION NOS INTERESA

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *