Un pedacito de historia en el centro de Asunción

Texto y fotos: Abraham Villalba

  Situada en la esquina de Palma e Independencia Nacional, la farmacia Catedral tiene un atractivo diferente a otras boticas en nuestro país, ya que, además de abastecer de medicamentos a sus clientes, también les ofrece la posibilidad de conocer su museo, donde las personas que lo visitan pueden observar un paralelismo entre el pasado y el presente de la farmacología y, por qué no, de la medicina de nuestro país.

     El recorrido se inicia en la misma farmacia, donde existe un salón que conecta la zona de ventas con el depósito. En dicha sala se pueden observar desde los viejos estantes de madera completamente abarrotados de viejos medicamentos fabricados allí mismo a lo largo de la historia, además de libros con recetas de remedios que se elaboraban en el lugar, según las necesidades de los pacientes.  Además, se encuentran las antiguas bombillas de iluminación que se utilizaban a principios de siglo. Todo esto ante la atenta mirada de los tres fundadores de este establecimiento, que están representados en tres cuadros.

     En la planta alta se sitúa la antigua vivienda de la familia Scavone, donde actualmente funciona una escuela de arte, televisión y teatro llamada El Estudio. Allí se puede apreciar el estilo de hogar, con largas escaleras de acceso, grandes ventanas y techos bien altos, características clásicas del siglo XIX y XX.

 

FACEBOOK - TU OPINION NOS INTERESA

comments

,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *