El papel de la Iglesia en el escenario político actual

Ejercer la memoria es un derecho inalienable de todas y todos, y una responsabilidad de la sociedad. A 30 años de la caída de la dictadura de Stroessner y en el marco de la Semana de Humanidades 2019, el miércoles 18, se desarrolló la segunda jornada, con el tema «El papel de la Iglesia en el escenario político actual», agradecemos a nuestro invitado de lujo, Santiago Caballero Britos.

Texto: Santiago Caballero
Foto: Rodrigo Martínez

A continuación compartimos la reflexión, de Santiago, de la segunda jornada de Humanidades 2019:
Muchas gracias al Centro de Estudiantes por la invitación a participar de la Semana de Humanidades. Anoche me sentí muy bien, muy complacido de volver al viejo patio de La Providencia. Fue, asimismo, muy agradable comprobar el interés de los estudiantes por la historia reciente de nuestro pueblo, de nuestra Iglesia. Me sentí como en casa con la participación de varios de los jóvenes, así como de colegas de la docencia de otros tiempos.

Es bueno comprobar que el interés por los problemas de la sociedad, por las más urgentes necesidades de la gente, sea siempre el norte, la guía de la formación en tiempos de estudios y luego en tiempos del desempeño profesional. Así nacimos hace más de 50 años con el Pa’i Oliva. Así seguimos con el Pa’i Munárriz, con Sebastián Díaz Roig, con Angel Llorente…., y, gracias a Dios, con varios de los ex que tuvimos que agarrar la posta. Veo que continúa ese espíritu. Renuevo, con gran esperanza, que el interés de las nuevas generaciones, con tan importantes avances de la comunicación, sea capaz de redoblar la construcción del “Paraguay jaipotava”, como expresa el muy elocuente eslogan del Diálogo Nacional promovido por los Obispos en plena dictadura.

Termino con otra experiencia muy placentera del encuentro. Un grupo de estudiantes, luego de varias preguntas sobre mi exposición, me pidió los nombres de algunos libros que considere importantes en su formación. Bingo. ¿Qué más queremos? Mientras existan grupos de jóvenes interesados en la lectura, que tengan la apetencia de las fuentes conducentes a mejorar, a aumentar, a profundizar los conocimientos, a ponerse al día, podemos respirar tranquilos. Estamos, segura-mente, ante nuevos amaneceres, nuevas primaveras, con rejuvenecidas esperanzas por el cambio, la superación, en primer lugar, de la mediocridad, asfixiante, y no pocas veces premiada.

Reitero mis agradecimientos a Centro de Estudiantes, a los docentes. A su disposición en la Biblioteca del Congreso, en la Bahía de la Asunción.

 

FACEBOOK - TU OPINION NOS INTERESA

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *