Reingeniería en el MEC, prioridad estudiantil

Camila Benítez, líder estudiantil

Texto y foto: Romina León Miranda

La ministra de Educación y Ciencias, Marta Lafuente, presentó su renuncia al cargo tras una fuerte presión de los estudiantes secundarios.Como medida de fuerza en rechazo a su gestión, diez líderes estudiantiles encabezaron la toma del Colegio Nacional República Argentina.

Justamente, Camila Benítez Ramírez, líder estudiantil de 17 años, fue quien estuvo al frente de la toma de dicha institución. La misma ofició de vocera con la prensa y para con sus compañeros de causa. Cuando esto aconteció, ella cursaba el tercer curso en el Colegio Fernando de la Mora. Según la misma, el objetivo era sostener la toma hasta lograr una reingeniería dentro del Ministerio de Educación.

Camila, ¿cuáles fueron los principales motivos por los que decidieron tomar esta medida pidiendo la renuncia de Marta Lafuente?

– Entre los motivos principales para exigir la renuncia de Lafuente, se puede señalar el mal manejo con el dinero público, al comprar cocidos de oro, por ejemplo. Además del permanente hostigamiento a las organizaciones estudiantiles, la falta de diálogo serio con todos los sectores de la comunidad educativa, la toma de decisiones unilaterales sobre las políticas educativas, la precariedad de las infraestructuras de los colegios, la falta de interés en invertir en educación y la desidia general de la administración de la educación pública.

– Todo se inició con la toma del Colegio Nacional República Argentina por solo diez estudiantes, ¿pensaron que iba a tener tanto impacto esto y que otras instituciones públicas y privadas se sumarían a dicha medida?

En realidad, no nos imaginábamos que otros cien colegios se sumarían. Si bien, sabíamos que muchos estudiantes estaban disconformes con la gestión de Marta Lafuente, no esperábamos tal repercusión, incluso de alumnos secundarios de instituciones privadas como el Cristo Rey, La Providencia, el Salesianito que se sumaron a la protesta. Pero sí, desde el comienzo tuvimos fe en que muchos jóvenes y la ciudadanía se sumarían a nuestra causa, ya que todos juntos debemos luchar por un mejor país.

No solo los colegios se sumaron a esta iniciativa, sino toda la ciudadanía. ¿Cuál fue la reacción de tus padres?

– Ellos apoyaron y acompañaron el proceso. Si bien tenían miedo por nuestra salud y seguridad, nunca estuvieron en contra de la decisión que tomamos de atrincherarnos en un aula a reclamar nuestros derechos. El momento de más temor para ellos, creo que fue cuando los policías rompieron una de las puertas del colegio, con el fin de quitarnos de ahí a la fuerza.

– ¿Cuál fue la principal razón del repudio a la gestión de Marta Lafuente?

La falta de diálogo verdadero, ya que nosotros somos jóvenes humildes que no tenemos dinero para desperdiciar e ir a cada rato a dialogar con ella y que después termine ignorándonos. Se pidió, en reiteradas ocasiones, que nos diera la oportunidad de hablar con ella a fin de expresarle nuestras inquietudes; sin embargo, en todas las mesas de diálogo que tuvimos se lavaba las manos, diciendo que a ella no le compete el tema de las infraestructuras y el derrumbe de colegios.

-Teniendo en cuenta que acusar a la ministra de Educación de corrupta es una denuncia fuerte y delicada que debe estar apoyada en fundamentos, ¿en qué se basaron para tacharla de corrupta?

Principalmente, sostuvimos eso por la muy conocida inflación de los precios del cocido de oro. Ella, al ser cabeza del Ministerio, tuvo que haber estado al tanto de dicha irregularidad; sin embargo, nada hizo al respecto. Y nosotros como estudiantes no podíamos seguir permitiendo que se despilfarre el dinero público, mientras que nuestra educación figura en el penúltimo lugar.

– ¿Cuáles son los pedidos concretos que quieren hacer al señor presidente?

Algunos de nuestros pedidos son: la derogación de la Resolución 4.613 de conformación de Centros de Estudiantes, la declaración de emergencia en infraestructura y la instalación de una mesa de trabajo para analizar la reforma educativa y la reingeniería del MEC, la alimentación escolar y la formación de los maestros. Queremos que nuestros gobernantes estén realmente comprometidos con mejorar el nivel de educación.

– Muchas personas dicen que ustedes están siendo manejados por ciertos sectores políticos contrarios al gobierno actual y que están queriendo imponer un nuevo ministro. ¿Cuál es el perfil de ministro que buscan?

Nosotros necesitamos que sea alguien dispuesto a trabajar con el sector estudiantil, queremos que sea una persona abierta y sin antecedentes de corrupción. Nosotros tenemos candidatos, pero no podemos decir, para que justamente no se diga que estamos manejados por dichas personas. Lo que vamos a hacer es ejercer de contralores. Pedimos al señor presidente que designe a una persona con sobrada capacidad y trayectoria, y que esté dispuesto a dialogar y acordar sobre nuestras propuestas. Pero no somos nosotros quienes vamos a decidir al sucesor, esa es una tarea que atañe al presidente de la República.

Nota de la Redacción: *La entrevista fue hecha antes de la designación de Enrique Riera y tras las tomas de colegios ocurridas en Mayo de 2016.

FACEBOOK - TU OPINION NOS INTERESA

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *