Asunción: ayer, hoy y mañana

Iluminada por su historia y su cultura, Asunción, conocida como la madre de ciudades, invita a recorrer el centro histórico, con sus casas de fachadas antiguas, veredas repletas de mercaderías y su olor peculiar.

Texto: Ángeles Oviedo

Partimos de la avenida Mariscal López, donde está una de las protagonistas de la época dorada del Paraguay: la estación de ferrocarril, que hoy solo nos lleva a recordar con nostalgia la historia.

Caminando hasta a la calle Independencia Nacional, nos encontramos con la Catedral Metropolitana, entre cuyas columnas e iconos se escuchan los ecos de los momentos de gloria y agonía.


En la esquina de las calles Presidente Franco y 14 de Mayo se encuentra el pilar de nuestra nación: la Casa de la Independencia, con sus paredes de adobe, techo de tejas y armazón de palmas y tacuaras. Allí se gestaron las ganas de independencia y el sueño de unos rebeldes se volvió la libertad de un pueblo.


En esa misma calle, pero caminando hasta el Palacio de los López está el hogar de la cultura: El complejo Manzana de la Rivera, que cuenta con nueve edificios y alberga una biblioteca, un museo, un teatro y una cafetería.

Entrada principal de la Manzana de la Rivera

Caminando por Chile, se halla la muestra más significativa de los 35 oscuros años de dictadura. Conocida anteriormente como la temida Dirección Nacional de Asuntos Técnicos, donde las torturas y las muertes de los opositores al régimen eran comunes, hoy, el Museo de las Memorias es un recordatorio de la lucha de valientes contra un régimen opresor y violento.


Llena de luces y de sombras, cada esquina de la ciudad de Asunción cuenta una historia.

FACEBOOK - TU OPINION NOS INTERESA

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *