El veganismo, un estilo de vida y una filosofía política

La filosofía del veganismo trasciende las preferencias alimenticias y apunta a objetivos políticos que van ganando fuerza en muchos países.

Imagen: Unsplash.com by Anna Pelzer

Texto: Lía Fleitas

El movimiento vegano en Paraguay no ha dado marcha atrás. Desde el 2010, con la fundación de la Asociación de Veganos del Paraguay, se inicia un proceso de fortalecimiento del veganismo a nivel local. Esta asociación comenzó a brindar charlas e informar sobre este estilo de vida, pero, ¿en qué consiste realmente esta nueva tendencia?

El concepto de veganismo, como lo conocemos hoy, nació en Gran Bretaña en 1944. Fue concebido por primera vez por Donald Watson, quien fue el fundador de la Vegan Society en Leicester, Inglaterra.

Decía el fundador: “El veganismo es una filosofía de vida que excluye todas las formas de explotación y crueldad hacia el reino animal e incluye una reverencia a la vida. En la práctica, se aplica siguiendo una dieta vegetariana pura y alienta el uso de alternativas a todas las materias derivadas parcial o totalmente de animales.” (Watson, 1944).

En la actualidad, el diccionario de la Real Academia Española define al veganismo como “actitud consistente en rechazar alimentos o artículos de consumo de origen animal.

¿QUÉ VAS A COMER?

Generalmente, la gente pregunta: “¿Qué es lo que vas a comer? ¿Lechuga todo el día?” La respuesta es simple: todo se inicia en las compras en el supermercado. El primer paso apunta a seleccionar correctamente los alimentos que sí se pueden consumir. Luego, es cuestión de informarse y aprender. Nadie sabe todas las recetas veganas de un día para otro. Es importante investigar. Muchas personas se sorprenden por la variedad de platos que se pueden preparar y resultan deliciosos.

DIETA AL DETALLE

“Mi rutina alimentaria no es muy compleja. Desayuno leches vegetales con granola o galletitas. El almuerzo puede variar entre fideos o arroz con salsas vegetales, siempre evitando los productos animales. También consumo mucha comida china. En la cena preparo mixto y jugos de frutas. Hay demasiadas opciones para elaborar una dieta equilibrada: incorporar legumbres, frutas frescas, verduras, jugos,  y leches vegetales”, afirma Maira Mareco, miembro de la Asociación de Veganos del Paraguay.

En nuestro país, ya existen varios restaurantes y comercios que venden productos 100% veganos. Algunos son bastante conocidos como Combitos, La Vida Verde, Kehesto Hogar, Alma Zen, y Wabi Sabi.

UNA TENDENCIA EN CRECIMIENTO

 Según la presidenta de la Asociación de Veganos del Paraguay, se puede ver en la oferta y la demanda cómo ha crecido el movimiento. Hay más locales de menús veganos en los centros comerciales, se ofrecen variados productos veganos en los supermercados y este estilo de vida es mayormente aceptado, sin desconocer que sigue siendo objeto de críticas.

CONVICCIONES POLÍTICAS

Photo by Ivana Milakovic on Unsplash

El veganismo no se trata solamente de hábitos alimenticios sino de convicciones políticas. Los veganos luchan por los derechos de los animales. A medida que se posiciona a nivel internacional como una lucha política, se consolida como un arma contra el capitalismo.

Lo que en un principio etiquetaron como lucha por los derechos de los animales a secas, se está convirtiendo en un ritual que echa por tierra los hábitos de consumo masivo que se han instalado en las sociedades posmodernas.

El argumento es bastante claro y conciso: el consumo masivo de productos derivados de animales condujo a la cría y faena industrializada y desmedida que responde a las mismas lógicas de  producción deshumanizada del capitalismo neoliberal.

Los animales han dejado de ser considerados seres sintientes¸ ahora son tratados como simples objetos de consumo y las repercusiones que se generan en el ecosistema son graves.

Claudia Adorno expresó que en nuestro país existen dos vacas por cada habitante. La carne de estos animales, en mayor porcentaje, se exporta. Los recursos desperdiciados en la cría de ganado (suelo, granos, agua) podrían ser aprovechados para dar sustento a miles de personas.

A pesar de las grandes desventajas que representan las costumbres alimenticias basadas en el consumo de carne y productos derivados de animales muy profundamente consolidada en Paraguay, existen grupos de personas que deciden cada día sumarse al cambio positivo en favor del ecosistema y la sociedad.

FACEBOOK - TU OPINION NOS INTERESA

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *