Confesiones de un músico: Secretos para componer una buena canción

Para un artista de la música, no hay nada mas placentero y difícil al mismo tiempo que componer una canción; hay diversos factores que deben confluir para que una obra salga a la luz y regale grandes satisfacciones al autor.

Texto: Eduardo Alarcón

Imagen: Gentileza

 

Uno de los principales elementos es la “inspiración”, la que puede presentarse de muchas formas; a veces, por ejemplo, en forma de tristeza y resentimiento, sentimientos bastante útiles a la hora de crear música.

Momentos de tristeza han servido, incluso, para llevar a la cumbre de la fama a diversos artistas como, por ejemplo, a la conocida estrella pop Taylor Swift, quien en diversas oportunidades ha reconocido que tales sentimientos le sirvieron de inspiración y que, a través de la música, también lograba “canalizar” mejor todos los momentos por los cuales pasaba… Una de sus creaciones más conocidas en ese aspecto es la canción Blank Space.

TAMBIÉN EL AMOR

Por supuesto que no solo los sentimientos negativos pueden servir de musa a la hora de componer una canción;  es más, por mucho, el sentimiento o tópico sentimental mas utilizado en la música popular desde sus recónditos inicios en la década de los 50 y 60 es el amor, el enamoramiento, un sentimiento que ha servido de inspiración para incontables artistas hasta la fecha. Asimismo, ha sido un tópico atemporal, del cual el publico nunca se aburre y comercialmente se alza como uno de los más (sino el mayor) rentables en la industria de la música.

Se podrían citar un sinfín de canciones famosas inspiradas en el amor. Para encontrarlas solo hay que buscar entre los “récords” de los grandes artistas en la historia de la música, como Elvis Presley, The Beatles, Michael Jackson y Elton Jhon, entre otros referentes. Prácticamente nadie se salva de este tema.

ELEGIR ACORDES Y NOTAS

El sentimiento de melancolía y tristeza es también bastante utilizado en diversos géneros de la música, ya sea en una canción de balada rock o en una cumbia. Los artistas lo expresan a su manera y en vías distintas…

Si uno es músico (como en mi caso personal), por más que se estén dando los primeros pasos en este mundo, se sabe cuáles son los acordes y notas ideales para cada tipo de sentimiento que se busca transmitir, pues, cada sonido denota algo, tristeza y angustia o también felicidad, entre otros.

Entre la amalgama de notas están las siguientes:

Notas menores

En la guitarra, por ejemplo, para componer una canción se puede utilizar la “escala de los menores”. Dichas combinaciones de notas y acordes suelen utilizarse la enorme mayoría de veces para componer canciones tristes, o que transmitan algún tipo de angustia; también para crear canciones que suenen relajantes.

Hay diversos grupos y artistas referentes, ya sean clásicos como actuales, que han utilizado notas y escalas menores para crear sus canciones. Un buen ejemplo es el icónico grupo de rock-pop de mediados de los 90 llamado Radiohead, cuyas canciones normalmente hablan de la angustia, la depresión, el rechazo y la tristeza…

Este grupo ha utilizado escalas menores en sus más famosas canciones como Creep, Karma Police o You. Todas cuentan con una triste pero hermosa tonalidad descendente que ha ayudado a miles de jóvenes a través de los años a disfrutar de la música y escapar, por lo menos unos minutos, de sus problemas.

Otro grupo aun más influyente que usa notas y escalas menores, pero no necesariamente para crear una atmósfera “triste”, es Pink Floyd, un reconocido grupo de rock experimental y psicodélico que inició a fines de los 60. Uno de sus discos más vendidos y el hasta hoy disco más reconocido y aclamado por la crítica (la prestigiosa revista Rolling Stone lo ubicó en el 2do lugar en su lista de “Los 100 mejores álbumes de la historia”), The Dark Side Of the Moon fue escrito casi en su totalidad en notas y combinaciones pertenecientes a la escala menor, pero en este caso fue para crear una atmósfera mas relajada y que simule un “viaje” para los sentidos, un recurso muy utilizado en la música psicodélica de fines de los 60 e inicios de los 70, época en que la moda hippie y las drogas revolucionaban en el ámbito de la música y el espectáculo por primera vez, pues, antes de eso la música y el espectáculo en general tendían más a un corte conservado e “inocente”, a algo más apto para todo público.

Los principales acordes de esta escala son la m, re m, sol m, fa, entre otras notas.

Notas mayores

Las notas mayores y las canciones escritas en escala mayor tienen una enorme diferencia de estilo con las notas y escalas menores. Las mayores transmiten mucha mas alegría, optimismo, fiesta y color. Por dicha razón, no es raro pensar en que la mayoría de las polcas paraguayas, por ejemplo, están escritas en notas mayores, en especial en sol mayor, como por ejemplo, Felicidades.

Las escalas mayores también sirven en otros géneros que buscan transmitir mucha alegría y color, como lo hacen en general la música latina, la salsa, el merengue, la cumbia, entre otros géneros de la misma amalgama. Por lo general, se valen del recurso de la escala mayor para trasmitir todo eso que les caracteriza.

Independiente a los términos de generalidad, cabe destacar que de igual forma es posible crear canciones “felices” con escalas menores y canciones tristes con escalas mayores. Todo depende de la creatividad del artista, y eso solo hablando de los sentimientos mas generalizados, pues hay canciones que no residen sus tópicos en los elementales sentimientos citados con anterioridad. Hay canciones que cuentan historias, otras que son de patriotismo, marchas militares, canciones de protesta, entre otras.

UN SITIO CÓMODO

Pasando del tema de la inspiración (fundamental para las letras) y las notas y escalas (fundamentales para transmitir el sentimiento del artista) también es de suma importancia tener en cuenta otros aspectos.

Un artista debe encontrarse en un sitio ideal, que le ayude a fluir a las ideas y que tenga una buena recepción del sonido y, por mas de que sea un punto mas subjetivo (ya que un artista puede estar mas cómodo para escribir en medio de una plaza concurrida o preferir la soledad de un cuarto), debe saber que su comodidad es fundamental, pues como la escritura y el periodismo, la música es un trabajo de corte intelectual en el que uno necesita de su espacio para poder desarrollar su material.

Aparte de todo esto, el conocimiento de las combinaciones de 4 acordes (que son muy variados) también es vital. Es una base sobre la cual el músico puede improvisar vocalmente hasta desarrollar una melodía y esta es una técnica más que comprobada…

Primero, elaborar la combinación de acordes; segundo, desarrollar la melodía cantada y, por ultimo, la letra.

Grandes referentes de la música lo han hecho. Uno de los casos más relevantes podría ser el del vocalista y guitarrista del aclamado grupo de rock Nirvana, Kurt Cobain, quien en una entrevista en MTV reveló que prefería componer primero la melodía y, por ultimo, la letra, pero que, sin dudas, hacer las melodías era más difícil y que llevaba más tiempo, por eso recibían prioridad por su parte.

LA SATISFACCIÓN DE CREAR

Hay muchos factores igualmente importantes para componer, pero lo que más importa, al final, son las ganas, el esfuerzo, la dedicación y el hecho de “buscarle la vuelta”, pues componer una canción es algo que puede llevar incluso años, hay que tener paciencia y mucha voluntad, querer con sinceridad transmitir algo importante y, si es asi, no importa todo el trabajo o técnicas que implique, porque al finalizar la satisfacción de entregar una parte de vos mismo, es algo que solo un artista conoce, ya sea escritor, poeta o músico.

FACEBOOK - TU OPINION NOS INTERESA

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *