¿Realmente llevamos a cabo las 4 erres? Reducir, Reutilizar, Reciclar y Recuperar

Texto: Mayra Flecha Fullaondo
Foto: Gentileza

Muchos ya conocen las pautas de comportamiento que hay que llevar a cabo en nuestro día a día para ayudar al medioambiente en cuanto a reciclaje se refiere. Mucho más en la actualidad, que a pesar de que existan líderes de diversos países que todavía niegan la existencia del cambio climático, este ya es una realidad y todos y todas podemos hacer algo por pequeño que sea para intentar frenarlo.

De todas formas, creemos que no está de más recordarlas, porque ya se sabe que muchas veces hacemos algo a base de oírlo insistentemente.

La regla actual del reciclaje ha quedado así: Reducir, Reutilizar, Reciclar y Recuperar.

RESIDUOS SÓLIDOS

Según la Secretaría Técnica de Planificación (STP), la tasa promedio de generación de residuos sólidos urbanos (RSU) en Paraguay es de alrededor de 1,2 kg/persona/día, variando entre 0,5 y 1,5 kg/persona/día. En el Departamento Central se estima que actualmente se está generando alrededor de 2.000 tn/día en las poblaciones urbanas.

Los residuos originados en establecimientos de salud se recolectan conjuntamente con los otros RSU, salvo unas pocas excepciones como la de Asunción. La tasa de producción de residuos hospitalarios peligrosos es estimada en aproximadamente 0,24 kg/cama por día. En la actualidad no existe un registro de la producción de lodos provenientes del tratamiento de aguas residuales, ni estudios epidemiológicos en el país que puedan medir los efectos causados por el mal manejo de los residuos sólidos sobre la salud de la población.

La gestión de residuos sólidos es una tarea compleja que se ha convertido en un problema común en los países en vías de desarrollo debido a múltiples factores, como: 1) crecimiento de la población, 2) cantidad cada vez mayor de residuos generados, 3) baja calidad del servicio de aseo urbano, y 4) debilidad institucional, poca educación sanitaria y participación ciudadana.

Lo anterior se refleja en la falta de limpieza en las áreas públicas, la recuperación de residuos en las calles, el incremento de las actividades informales, la descarga de los residuos a los cursos de agua o su abandono en vertederos a cielo abierto y la presencia de personas en estos sitios en condiciones infrahumanas.

La gestión integral de residuos sólidos implica el control de generación, separación, almacenamiento, tratamiento y disposición de los residuos sólidos urbanos (RSU) de forma que armonice con los principios económicos, sociales y ambientales.

La escasa coordinación efectiva en la formulación de planes, programas y proyectos de nivel nacional, departamental y municipal, con la debida armonización y compatibilización entre ellos, es una de las causas de la persistencia de problemas organizacionales, técnicos y operativos para resolver sanitaria y ambientalmente la problemática de los residuos sólidos.

¿QUÉ SE HACE CON LA BASURA?

Paraguay no tiene vertederos que tengan todas las condiciones técnicas a punto, de acuerdo a los conceptos del ambientalista Miguel Lovera.

Lovera es ingeniero agrónomo y es doctor en Conservación in situ de Recursos Fitogenéticos, además fue presidente del Servicio Nacional de Calidad y Sanidad Vegetal y de Semillas (SENAVE).

La mayor concentración de población se halla en Asunción y Área Metropolitana, zonas que poseen dos enormes vertederos, en lo que queda del territorio es poco lo que se sabe acerca del tratamiento adecuado de los desechos.

Lovera mencionó que Asunción y Gran Asunción poseen dos rellenos sanitarios, uno el de Cateura y otro ubicado en la ciudad de Villa Hayes. No se tiene ni un sólo vertedero con los requerimientos técnicos necesarios, apuntó.

“Todo está mal hecho porque esos cálculos se hacen con base en costo de oportunidad y no con base en un diseño óptimo que apunte a la sustentabilidad”, indicó en conversación con el diario digital Paraguay.com

“Existe en nuestra cultura la costumbre de tirar la basura al agua porque eso viene de nuestras raíces”, expresó al tiempo de explicar que años atrás los desechos que se arrojaban consistían sólo en cáscaras de frutas.

“Eso se va (cáscaras de frutas), el sistema puede reciclar, pero cuando tiras botellas de agua, vidrio, pañal, tenés 25 mil a 50 mil años para que eso se degrade”, lamentó.

“Es muy irresponsable el manejo que se da al ambiente en Paraguay, muy incompasivo, no hay piedad para nadie”, finalizó.

REGLAMENTACIÓN DE GESTIÓN DE RESIDUOS

En el 2017 la SEAM logra reglamentar la Gestión Integral de los Residuos Sólidos en el Paraguay por medio de la Ley 3956/09 que tiene como objeto establecer un régimen normativo para la gestión responsable de los residuos sólidos en el Paraguay, de manera a reducir la generación de los desechos y evitar riesgos para la salud humana y la calidad ambiental.

Paraguay ha elaborado un Plan Nacional de Desarrollo 2030 (PND 2030) para facilitar la coordinación de acciones en las distintas instancias sectoriales. Uno de los ejes estratégicos del PND 2030 busca reducir la pobreza e impulsar el desarrollo social a través del mejoramiento de la calidad de vida de la población en asentamientos humanos con servicios básicos de saneamiento y el manejo sostenible de residuos. Así como ampliar la infraestructura de los servicios de gestión de residuos sólidos en zonas urbanas, industriales y rurales para universalizar la disposición y manejo de residuos urbanos (hogares que cuentan con recolección de basura).

CONSEJOS PARA REDUCIR, RECICLAR Y REUTILIZAR BASURA

Para reducir:

Compra solo lo necesario y, si es posible, que sea biodegradable.

Disminuye el consumo de productos desechables o aquellos que contienen varios empaques.

Usa preferentemente tazas, vasos y platos de cerámica.

Utiliza envases retornables.

Lleva bolsa de tela reciclable en lugar de pedir bolsas de plástico.

Usa las hojas de papel por ambos lados.

Elabora cuadernos nuevos con las hojas sobrantes de los cuadernos en desuso.

Organiza ventas de garaje o venta de artículos que ya no necesites.

Utiliza pilas recargables.

Da la máxima utilidad a las cosas sin necesidad de destruirlas.

Usa de nuevo un objeto con otro fin al que se compró.

Para contribuir al proceso de reciclar:

Separa los residuos en orgánicos e inorgánicos desde el momento en que se generan.

Enjuaga los envases usados de cartón multicapas (jugos, leche, etc.), y aplástalos para ahorrar espacio; los podés depositar en los contenedores que se encuentran en algunas tiendas de autoservicio.

Localiza centros de acopio que compren materiales reciclables.

 Para reutilizar:

Hay que aprovechar bien los artículos antes de deshacerse de ellos.

Utiliza varias veces, hasta que sea posible, todos los objetos que generalmente se van a la basura, o adáptalos como substitutos de otros objetos que puedes utilizar. Hay muchas posibilidades, por ejemplo, utilizar las hojas de papel por los dos lados y rellenar las botellas de agua y refresco con aguas preparadas en casa.

FACEBOOK - TU OPINION NOS INTERESA

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *