Las várices, no se tratan solamente por estética sino por los riesgos que pueden ocasionar a la salud

Conversamos con la Dra. Chantal Agüero Wagner acerca de las várices, cuáles son sus causas, riesgos y consecuencias.

Texto: Ariana Daniel

Imagen: Ilustrativa,  Marcus Wallis on Unsplash

 

¿Qué son las várices?

Las várices son dilataciones venosas que se suceden en diferentes áreas del cuerpo.

¿Cuáles son sus causas?

Las várices, propiamente dichas, en miembros inferiores son producidas por diferentes causas que van desde la parte hormonal hasta el peso, la herencia; están relacionadas también con la actividad laboral, el sedentarismo, y tienen que ver con la actividad que realiza el individuo, el tipo de vida que lleva.

¿Son más comunes las várices en las mujeres que en los hombres o viceversa?

Hay  una predisposición mayor en mujeres,  por lo que te hablé primero del tema hormonal.

¿Cuáles son las molestias que provocan las várices?

Comúnmente, las varices no ocasionan dolor, provocan una pesadez porque, al producir la dilatación de las venas, hay una disminución del retorno venoso, por lo cual hay un edema, que es la hinchazón en las piernas, generalmente relacionada, como decía, con la actividad. El edema ocurre de tarde.

¿Qué riesgos ocasionan?

Como la sangre va estancándose, hay una estasis venosa, y ese estancamiento  puede provocar un enviciamiento en la circulación, lo cual  provoca coágulos,  sobre todo cuando uno está mucho tiempo quieto o parado, en viajes largos o con el calor.

Esos coágulos provocan trombosis: coágulos que se pueden desprender y embolisar el circuito venoso hasta el corazón y provocar alguna embolia. La trombosis venosa sería la mayor complicación, que incluso tiene riesgo de vida. Las complicaciones menores son cuando se inflaman estas venas y provocan una flebitis, y eso mismo provoca también flebitis superficiales con trombos pequeños, que se llama tromboflebitis. Otra de las complicaciones son las úlceras venosas, que son heridas que suceden generalmente en la zona del talón, propiamente de las várices de gran tamaño y de mucho tiempo; también, lógicamente, las manchas que provoca, con la insuficiencia venosa crónica, la piel va cambiando su consistencia y se vuelve más amarronada. La erisipela es muy común también. Cuando un germen penetra el circuito venoso por el trastorno mismo de la piel y produce una infección, lo cual causa dolor y calor ; en nuestro país comúnmente se le llama isípula.

¿Cuál sería el tratamiento? ¿Se deben hacer estudios antes de encarar el tratamiento?

El estudio estándar es el ecodopler,  se realiza para saber cómo se encuentra la circulación venosa, si hay alguna  insuficiencia y, si hay, a qué nivel, para de esta forma realizar un tratamiento adecuado. Los  tratamientos consisten en la escleroterapia, que trata las venas de pequeño y mediano  calibre, la parte quirúrgica. La luz pulsada y la  radiofrecuencia serían otras aliadas. Hoy día el tratamiento ¨nuevo¨ sería el láser, que es el tratamiento endovenoso.

 

FACEBOOK - TU OPINION NOS INTERESA

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *