Metrobús, un progreso que implica sacrificios

Texto: Rudolf Riquelme

Foto: metrobus.gov.py

Hace más de diez meses que el proyecto Metrobús arrancó con grandes expectativas, pero hoy día, pasar por el tramo de la obra se ha vuelto un gran sacrificio. La Ing. Laura Castillo Careaga, especialista en el área de construcción civil y obras viales, en una entrevista habla de los errores y aciertos de la obra desde su mirada profesional.

Urge una organización para los medios de transportes, y el Metrobús parece una solución viable. ¿Por qué este proyecto es el más acertado para mejorar la fluidez de transportes?

El proyecto del Metrobús es una opción que se usa a nivel regional y que se adoptó. Ciertamente que todo proyecto tiene pros y contras, ningún proyecto es magnífico desde su concepción, porque hay que tener en cuenta el impacto que va generando en la zona donde va a ser implantada la obra. Con un proyecto lo que se busca es que el impacto sea lo mínimo posible, cuando haces un paso a desnivel, un túnel, desvíos, cuando prohibís tránsito de vehículos por una calle, siempre se generan impactos. Con el proyecto del Metrobús se habrá visto que se daría un menor impacto y con solución efectiva al problema del transporte. El Metrobús es una opción válida como para tener el ejercicio de un tipo de movilidad para las personas.

Si este proyecto es el que tendría menor impacto social, ¿por qué se está generando lo contrario?

Este emprendimiento no es el primero que se está haciendo en Sudamérica, ya hay obras de Metrobús en otros países vecinos, solamente que para nosotros (los paraguayos) es una obra muy grande, por eso está teniendo un gran impacto desde el llamado mismo, realizando un llamado internacional, o sea, llamaron a concurso de empresas extranjeras consorciadas con empresas paraguayas, y estos llamados internacionales tienen el objetivo de traer a empresas que tienen ya el ejercicio del proyecto hecho, que ya tienen experiencia, que en este caso ganó Mota-Engil Ingeniería y Construcciones S.A. De lo que se pensaba que sería impacto mínimo llegó a ser grande porque la obra es grande y afecta no solo aun sector sino a varios sectores.

Es una obra con grandes desafíos, pero ¿una constructora nacional no puede llevar esta clase de proyectos?

Las constructoras nacionales  podrían, pero es una obra que implica grandes inversiones, por eso el Estado abrió este proyecto para que venga gente de fuera del país pero que conoce de este tema. En general, no son obras complicadas, pero son obras de mucha planificación y mucho trabajo social, y siendo una obra demasiado grande se necesita hacer un préstamo internacional muy elevado. Supongamos que un banco nos diga para el préstamo: ´Yo te daré la plata, pero asegurarme que llevarás adelante´. Las empresas paraguayas tienen un flujo económico, donde llegan a manejar de 40 a 50 millones de dólares anuales, pero el Banco, para prestarte la plata te dice: ´Yo necesito una empresa que me garantice que maneja 300 millones de dólares anuales´, aquí es un problema financiero. Manejar estos tipos de proyectos es manejar mucha economía, mucha administración, y los préstamos tienen que tener garantía. Otro problema de las empresas paraguayas es que no tienen ejercicio de obras grandes, mientras que la empresa que se ha consorciado tiene ya ese antecedente, y de alguna forma ellos manejarán ese mercado por la experiencia. Es muy posible que una empresa nacional sí pueda llevar adelante pero esa experiencia de haber hecho antes necesitás para realizar. Esta es la primera obra, ojalá saquemos mucho aprendizaje de ella.

¿Cuál podría ser otra opción para solucionar el problema de la fluidez de los transportes?

Existen otras soluciones que se pueden dar para una realidad como la de Gran Asunción, pero que debieron ser estudiadas mejor, por ejemplo, tomar toda la Avda. Eusebio Ayala como entrada a Asunción y la Avda. Mariscal López como salida. De esta manera no tendríamos embotellamientos. Son opciones de tránsito que ayudarían a una circulación fluida, donde sabés que nadie te vendrá en sentido contrario, pero el problema que algunos pueden apuntar es que para la vuelta se tiene que tomar la otra avenida.

Otra opción posible era la de ensanchar la avenida. Con el proyecto de Metrobús se trajo esto, pero sabemos que, cuanto más se tienen carriles de salida y entrada, se tendrá más tránsito; pero esto tiene también otra dificultad: la franja de dominio que es del Estado, pero normalmente los comerciantes ocupan esos sitios.

Otro dramas es que, como no se ofrece un buen servicio de transporte de pasajeros, la mayoría entramos a Asunción con los propios vehículos. Es decir, todos vamos con nuestros autos porque los servicios de colectivos son insuficientes e inseguros. Y solo dejaremos de usar nuestros autos si nos llegan a ofrecer un buen servicio de transporte, que es lo que está queriendo hacer el proyecto actual.

¿Cuáles son los puntos débiles de la obra Metrobús?

Tenemos que ser realistas y recordar que toda obra pasa por situaciones que pueden producir atrasos, por lluvias, falta de pagos por parte del Estado o inconvenientes en el proyecto; y como esta obra es un proyecto de intervención en la parte cloacal y pluvial, instalaciones que están por debajo de la avenida que al cavar se encuentran, el problema de suelo, etc. Pero, entre el descubrir la dificultad y buscar la solución eficaz hay un tiempo, tiempo que hace que la obra prolongue su finalización. Estas situaciones, una persona que no está en la obra no entiende, le cuesta entender, y se pregunta: ´¿Cómo es que una obra que me dijiste que terminarías en tres meses no podes terminar en seis meses?´ Y por no haber dado la información de la forma en que la persona afectada necesitaba saber, afectó en la parte económica de todo un sector, porque cuando nos toca en el bolsillo todos nos ponemos sensible. Este fue el motivo que llevó a los nervios a muchas personas, por no tener el manejo de la información.

La falta de buena comunicación fue el gran error, porque si te sientas a explicar diciendo que te afectará cuatro meses, los afectados podrán planificar cómo estructurar su economía en ese lapso, algo podrá ver para salvar la situación. Son informaciones que las personas no recibieron en tiempo y en forma.

Pero tenemos que aceptar que este proyecto es algo que todos necesitamos, y para progresar a veces hay que hacer sacrificios; mi interés personal no puede primar sobre una necesidad general o de una ciudad. El Metrobús es un progreso que implica sacrificios.

FACEBOOK - TU OPINION NOS INTERESA

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *