De aves violentas, demonios y locos

Nota: Juan Gabriel Romero
Fotos: Internet

Mirar a un grupo de palomas en la vereda y cruzar automáticamente a la otra acera. Contar siempre con un crucifijo en la mochila, por si surja la necesidad espantar espíritus oscuros. Estas son algunas de las enseñanzas que nos dejan las apasionantes, pero espeluznantes películas de terror. Y por casa, ¿cómo andamos con respecto a la producción de los filmes de miedo?

En el mundo del séptimo arte, el género de terror agrupa a todas aquellas películas producidas con la finalidad de generar en los espectadores sensaciones de pavor, miedo, angustia, repugnancia o incomodidad. Bajo esta consigna, los estudios cinematográficos trasladaron a la pantalla grande historias protagonizadas por homicidas, vampiros, brujas, personas endemoniadas o incluso “muertos vivientes”.

Pero, ¿cuál es el origen del terror en el cine? La primera obra hecha con la intención de espantar a la audiencia fue el cortometraje La mansión del diablo, dirigida por el francés Georges Méliès, en 1896. La trama gira en torno a dos caballeros que llegan a un castillo habitado por Mefistófeles, un demonio del folclore alemán, considerado subordinado de Satanás para la captura de las almas.

Sin embargo, la consolidación de las películas de miedo se logró recién en los años 30, de la mano de la productora Universal, responsable de largometrajes como Drácula (1931), El doctor Frankenstein (1931), La momia (1932) y otras. En décadas posteriores (40 y 50), además de los filmes sobre monstruos, se sumaron al género obras acerca de los temores de la humanidad: epidemias, guerras nucleares, etc.

Alfred Hitchcock, los psicópatas y los pájaros

Cuando se habla del género cinematográfico que provoca pavor en la audiencia, uno de los primeros nombres que se nos viene a la mente es el director británico Alfred Hitchcock. Fue él quien introdujo a los psicópatas en el repertorio de películas de miedo y además se lo considera el padre del subgénero de suspenso. Hitchcock fue el autor de dos obras cumbres del terror moderno: Psicosis (1961) y Los pájaros (1963).

Psicosis narra la historia de Marion Crane, una joven secretaria que debe huir tras haberle robado a su jefe la suma de 40.000 U$S. Durante su escape, Crane toma la decisión de alojarse en el motel Bates, administrado por el perturbado y extraño Norman. El encargado del hospedaje asesina a la muchacha mientras esta  toma una ducha en la bañera, en una de las escenas más emblemáticas de la historia del cine.

Los pájaros, por otro lado, relata lo acontecido con Melanie Daniels, una bella chica de San Francisco (EE.UU.) que conoce al abogado Mitch Brenner. Con el objetivo de conquistar al jurista, la joven toma la decisión de seguir al hombre hasta su casa de fin de semana en Bahía Bodega. En ese mismo momento, el sitio marítimo sufre una invasión de aves agresivas y la principal víctima de los ataques será la protagonista.

Grandes obras y el “ocu-miedo

Varios títulos y directores, contemporáneos y/o posteriores a Hitchcock, se han destacado entre las películas de terror. Algunos casos son: El bebé de Rosemary (Roman Polánski, 1968), El Exorcista (William Freidkin, 1973), Carrie, basada en un historia original de Stephen King (Brain de Palma, 1976) y El resplandor, que también consiste en la adaptación de una obra de King  (Stanley Kubrick,1980).

Con relación a los tiempos más actuales, en específico desde los 2000, uno de los formatos más replicados dentro del género de miedo es el de “falso documental”. Se tratan de filmes supuestamente basados en hechos reales y que emulan a videos caseros. Entre las películas realizadas con esta técnica se encuentran: REC (2007) y Actividad Paranormal (2007). Esta última ya cuenta con 5 versiones nuevas.

Paraguay y su experiencia de terror

La primera película de terror producida en el país fue Gritos del Monday, estrenada en las salas de cine en abril del 2016. El largometraje trata sobre el padecer de unos alumnos que van al parque natural Saltos del Monday para realizar un trabajo de la universidad. Durante su presencia en el lugar, los jóvenes descubren el cadáver de un hombre, lo cual despierta a un espíritu perverso que comenzará a perseguirlos.

Los críticos paraguayos del séptimo arte “destrozaron” la película. La obra fue calificada como: “una experiencia agonizante que ni siquiera puede llegar a llamarse cine”, “un desastre de escenas conectadas entre sí de forma frágil” o “desordenada, con diálogos alejados de toda naturalidad, y un elenco que debería seguir estudiando actuación”.

Los malos comentarios acerca de Gritos del Monday, sin embargo, no repercutieron ni en el comportamiento del público ni en las recaudaciones. Tras seis semanas de ser exhibida, la producción nacional logró 32.349 de espectadores y obtuvo una ganancia bruta de más o menos 770 millones de guaraníes. Hasta el momento, el filme de terror es la tercera película más taquillera del año a nivel local.

Estamos listos

Nada más queda preparar el pororó y elegir qué vemos este fin de semana. La historia de un monstruo de más de dos metros de altura, al cual un choque eléctrico lo dota de vida (Frankenstein) o el supuesto documental acerca de una familia que decide registrar los sucesos sobrenaturales que ocurren en su residencia (Actividad paranormal). Es una cuestión de gustos y en especial, ¡de mucha valentía!

 

 

FACEBOOK - TU OPINION NOS INTERESA

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *