«Hay que enseñar al niño que nadie puede tocar su cuerpo sin permiso»

Nota: Liz Benítez

Foto: Secretaría de la Niñez y de la Adolescencia

banner_miVozestuVoz_ivyd0fs3

“La extrema confianza existente entre el niño y el agresor además de la poca protección y educación que brindan los padres o encargados a las criaturas” son dos factores claves que posibilitan los casos de abuso sexual infantil, de acuerdo con lo resaltado por la psicóloga clínica, Romina Benítez. La especialista aconseja suma atención y confianza en el seno familiar para que los niños sientan seguridad al señalar sus dudas o inquietudes, de manera a evitar y prevenir el abuso sexual.
De acuerdo con su experiencia de tres años de trabajo en la Consejería  Municipal por los Derechos del Niño, Niña y Adolescente (CODENI), Benítez señala que la mayoría de los casos a los que dio atención fueron de abusos sexuales a menores.

-¿Cuáles son las secuelas del abuso infantil?
-Algunas de las consecuencias del abuso infantil en los niños son las reacciones de ansiedad, la depresión, el fracaso escolar; la víctima  puede tener sentimientos de vergüenza y culpa. Además, se pueden mostrar reacios a la socialización y podrían tener comportamientos agresivos.

-Teniendo en cuenta su experiencia laboral, ¿podría decir si son los familiares más cercanos a las víctimas quienes denuncian los casos de abuso sexual o si son personas que no son de la familia?
-Según mi experiencia, familiares y vecinos denuncian en la misma proporción, pero lo hacen de manera anónima. Algunos padres desconocen el hecho y otros lo niegan por temor o vergüenza.

-Los niños que fueron abusados sexualmente, ¿lo admiten con facilidad o se muestran reacios a contar lo sucedido?
-Los niños no admiten directamente que fueron abusados en la mayoría de los casos. Trabajamos con ellos varias técnicas psicológicas para observar indicadores conductuales o emocionales. Por ejemplo, a través de juegos o, en casos judiciales, con Cámara de Gesell, una habitación acondicionada para permitir la observación de personas, pero siempre tratando de evitar re-encausar el trauma ocasionado. Además, la comunicación en terapia es relativa, ya que depende de la edad de la víctima.

-¿Cuáles son los síntomas de que un niño ha sido abusado sexualmente?
-Depende de la edad del niño y de la manera en que reacciona ante lo ocurrido. En la mayoría de los casos se resisten al afecto, son agresivos, se orinan, se lastiman a sí mismos, lloran sin motivo alguno, entre  otras actitudes.

-¿Fueron penalizados todos los casos que se presentaron en la Codeni?
-En su mayoría fueron penalizados, nos comunicamos con ellos de manera objetiva. Todos fueron beneficiados de igual manera con atención psicológica. En cuanto a mi opinión profesional, creo que el abuso sexual en niños o personas de cualquier edad son hechos bastante graves, que se merecen tomar en cuenta seriamente en el ámbito legal. Si bien, el abusado puede superar ciertas secuelas, no las olvida nunca. No es justo, ante tanto sufrimiento personal, que el agresor sólo reciba  dos o tres años de cárcel por castigo, poniendo así en riesgo a varias personas más.

 -¿Son parientes cercanos, generalmente, los abusadores?
En el 90 % de las denuncias recibidas, los agresores no son extraños a los niños. La mayoría forma parte de su entorno, ya sean estos padres biológicos, padrastros, primos, tíos, abuelos, hasta los propios hermanos o hermanastros. También vecinos, profesores o instructores. Asimismo, los agresores suelen ser desconocidos.

-¿Cuáles son los niños que tienen mayor riesgo a ser sexualmente abusados?
-Los niños que tienen mayor riesgo de ser abusados son aquellos que pertenecen a familias disfuncionales, aquellos que presentan una disposición  reducida para defenderse o que tienen incapacidades físicas o psíquicas. No podemos olvidar tampoco a los que se encuentran en  descuido o desatención por parte de sus progenitores o encargados.

-¿Cuáles son los factores que influyen para que el abuso, finalmente, sea cometido?
-No son fáciles de definir las causas de un abuso sexual en niños porque depende de varias circunstancias. Uno de los factores  para que el hecho sea cometido es la extrema confianza existente entre el niño y el agresor y la poca protección y educación  por parte de los padres o encargados de la criatura. Está también, de por medio, los problemas mentales del abusador.

-¿Cuáles serían las formas de evitar el abuso sexual del niño?
-Una forma de prevención del abuso de un niño es la educación sexual. Desde pequeño enseñarle que su cuerpo es suyo y que nadie debe tocarlo sin permiso. Asimismo, crear un clima de confianza en el seno familiar; así, la criatura, ante cualquier problema, acudirá a sus padres o encargados para contarles  lo que le está incomodando.

DERECHO2-WA0029_yya6ur7m

 

 

FACEBOOK - TU OPINION NOS INTERESA

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *