Conquistando el mundo con patines

patinadora2

Nota: Claudia Ríos
Foto: Gentileza

“Es una gran responsabilidad y un orgullo representar a Paraguay haciendo lo que más me gusta”, asevera jovialmente la patinadora artística Betina Díaz Soto (20). En esta entrevista, nos habla sobre su vida, sus sueños y desafíos mientras se prepara para el Campeonato Panamericano de Patinaje Artístico sobre ruedas que se celebra este mes en San Leopoldo, Brasil.

Se mueve suavemente hasta el centro de la pista, la música empieza y ella transmite con su coreografía la pasión que corre por sus venas. Tenía apenas 7 años cuando empezó a patinar en el Club Internacional de Tenis (CIT) y conquistó el deporte de arte que la cautivó. Ahora, Betina, no sólo compite internacionalmente; también estudia ingeniería en márketing y enseña patinaje artístico en la escuela Alto Patín Paraguay, de Luque.

-¿Cómo llegaste al patinaje?
-En el CIT hubo una exhibición de patinaje artístico sobre ruedas y ahí mi mamá vio por primera vez esta disciplina, le gustó mucho y quiso que practicáramos. Así empezamos.El patinaje en Paraguay empezó en Encarnación. Después se expandió hacia Asunción y Ciudad del Este. Ahora, aparte de esas tres ciudades, está presente en Concepción, Capitán Meza y otras más.

-¿Qué se siente representar a Paraguay?
-Se siente demasiado bien. Es una gran responsabilidad y es un orgullo representar a Paraguay haciendo lo que más me gusta. Me encanta y ojalá pueda seguir haciéndolo por muchos años más.

-¿Qué sentís cuando patinás?
-Es el momento en el que salgo de la rutina del día. La mayoría del tiempo lo que hago es estudiar y patinar. Y, para mí, patinar es el momento de relajarme y de hacer lo que me gusta, de despejarme un rato. Una de mis coreografías este año usa la canción Memory del musical Cats. Me gusta porque tiene mucho sentimiento, y me gusta expresar lo que la música quiere expresar. Además de eso, en el ámbito competitivo es una responsabilidad con el país, como ya estoy posicionada a nivel mundial, la gente me conoce y no puedo ir a hacer un papel a medias. Tengo que representar bien a mi país.

-¿Qué es lo más difícil del patinaje artístico?
-Lo más difícil de patinar creo que no es el patinaje en sí sino el estar en entrenamiento todo el tiempo. En la época de exámenes de la facultad es más difícil. Me pasó varias veces que una competencia coincidía con mis finales y tenía que elegir o encontrar la forma de que la universidad me considere el viaje y poder recuperar los exámenes después. A veces no hay tolerancia. Esa parte es la más difícil, balancear todo en los momentos más saturados.

-¿Qué exigencias física requiere patinar?
-Necesito una buena preparación física y entrenamientos en pista. Generalmente entreno 3 o 4 horas al día. Como todo deporte, se debe seguir un plan alimenticio. Soy bastante estricta con eso para tener buen rendimiento y energía porque patinar requiere de mucha resistencia.

-¿Cuáles son tus logros más destacados?
-En el 2014 fui campeona sudamericana. En Mar del Plata, creo que en el 2012, hubo una competencia de varios países de la región donde salí en segundo puesto. En París en el 2015 salí en tercer puesto, ahí compitieron países de todo el mundo y fue un gran logro para mí porque en el podio estaban dos países europeos, Francia e Italia, y también Paraguay. Mi mayor meta es llegar al podio del mundial en la categoría senior.

-¿Hay alguna competencia cercana?
-El Campeonato Panamericano va a ser a mediados de junio en San Leopoldo, Brasil. Sé que la competencia será muy dura. Yo estoy en la categoría senior, que es la más alta a la que se puede llegar y donde están los mejores del mundo.

-¿El patinaje te llevó a conocer muchos lugares?
-Sí, este año fui a París por tercera vez y en el 2014 fui a Misano, Italia. Hace dos o tres años fui con el Comité Olímpico a México a una competencia de todos los deportes en distintas ciudades y yo estuve en Puebla con el patín.

-¿Cuál es la frecuencia del Mundial de Patinaje Artístico?
-El mundial se hace cada año en diferentes ciudades del mundo. Participé en el 2011 en Brasilia y en el 2014 en Reus, España. El año pasado fue en Cali, Colombia; y este año tengo como objetivo ir al mundial en Novara, Italia.

¿Tuviste alguna vez algún problema por patinar?
-Como te dije, lo que a veces fuerza un poco es balancear los entrenamientos. Es mucha disciplina y por más de que tenga vacaciones en diciembre o enero con la facultad, en el patín no hay vacaciones. Paso momentos un poco difíciles en ciertas competencias, sobre todo, en los sudamericanos. Siento un cierto favoritismo a otros países “fuertes”, hay veces que me doy cuenta que no es el puesto o posición que me merecía y eso me frustra un poco. Ese momento es difícil, cuando de verdad me preparo para una mejor posición y no se da.

-¿Cuál es la situación del patín nacional? ¿Sentís que tus logros son reconocidos acá?-Creo que con el patinaje estamos en buen camino porque nos capacitamos desde hace varios años y en las competencias que son objetivas competimos de igual a igual con países como Italia, Argentina, etc. Entonces en la parte técnica estamos bien. El número de patinadores no crece tanto porque la gente no conoce. Siento que a otros deportes se les da mucha más importancia en los medios locales y el patinaje merece también esos espacios. El patinaje no es sólo un deporte ni es solamente un arte, es un deporte de arte. Tiene la combinación de los dos: no solamente necesita de una buena preparación física, también requiere de mucha creatividad y disciplina. Es un deporte muy completo y merece ser reconocido. La infraestructura en las pistas no es buena y sentimos la falta de apoyo del Comité Olímpico y de la Secretaría Nacional de Deportes porque nosotros mismos solventamos nuestros viajes a las competencias internacionales.

-¿Qué le dirías a la gente sobre el patinaje artístico?
-En nuestro país todavía está considerado como un deporte de mujeres. Lo bueno sería que esa cultura cambie porque los otros países tienen iguales cantidades de patinadores hombres y mujeres. Con la diversidad, hay representantes masculinos y femeninos y se puede competir en parejas con más opciones de modalidades. Acá tenemos solo un representante masculino, ojalá se pierda esa cultura de que el patinaje es sólo para las nenas. El patín combina la preparación física, resistencia, desarrollo muscular de ciertos deportes con la disciplina del ballet.

-¿Te ves patinando en el futuro?
-Tengo pensado seguir patinando. El patinaje tiene un límite de edad, se vuelve un poco difícil después de los 30. Quiero seguir patinando hasta que mi cuerpo diga basta.

 

FACEBOOK - TU OPINION NOS INTERESA

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *