Estudiantes de UCV protestan contra suba de cuotas

DSC_1238

Nota: María José Lacarrubba
Foto: Gentileza del entrevistado

Los estudiantes de  Derecho de la Universidad Católica de Villarica (UCV) se manifestaron en contra de la repentina suba del 30 % de las cuotas y los aranceles  durante la primera quincena de marzo. Pablo Santacruz, presidente del centro de estudiantes UCV,  habla de los reclamos y preocupaciones del alumnado y de reivindicaciones conseguidas con las protestas.

-¿Cómo surgió a campaña #UCVnosoytucajero?
-La campaña comenzó porque la Universidad Católica debería ser una institución sin fines de lucro. Pero este reajuste ostentoso en las cuotas no refleja la identidad católica ni de fines de lucro.

Otro reclamo fue el breve plazo para abonar las matrículas.
El plazo establecido para pagar la matrícula en el campus Guaira fue hasta el 18 de marzo. Esta normativa ya se venía aplicando hace  varios años pero nunca tuvo una rigidez completa. Este año nos encontramos que nuevamente se le exigió al alumno  matricularse hasta el 18 de marzo, pero no hubo una formalidad por parte de los directivos. No se acercaron  al alumnado para informar de la manera correcta. Fue solo un mero comunicado con lo que muchos alumnos fueron perjudicados.

-Ante esta situación ¿Qué plantearon como alumnos?
Como centro de estudiantes primeramente escuchamos a los alumnos  y sus diversas inquietudes. Decidimos organizar una manifestación en pro del derecho del alumnado, en la que solicitábamos la prórroga al periodo de matriculación, reivindicación que se logró.

-¿Para matricularse pueden hacerlo en su sede? ¿Cuáles son los transmites correspondientes?
-Primero se deben pagar las cuotas adeudas en la sede de Guairá, luego gestionar la solicitud de matriculación con los documentos correspondientes e ir a realizar el pago en la sede central de Asunción. De igual manera se paga una multa de 50.000 guaraníes en la primera semana del periodo extraordinario y de 100.000 en la segunda semana.

-Entonces la solución no terminó siendo de fondo, sino varios pasos complejos que derivan en burocracia. ¿Qué hará el centro de estudiantes ahora?
-Lastimosamente son pasos muy complejos. Como centro de estudiantes estamos organizando a fin que la matriculación de los alumnos se realice en un solo pago. Estamos organizando la parte de documentación de los alumnos y a la vez juntando el importe de matrícula de cada uno de ellos para ir a Asunción y realizar de un solo pago el abono de matriculación con el fin de evitar un gasto extra a los alumnos.

-Entre los gastos de los alumnos nos mencionaste el seguro médico obligatorio.
-Así mismo todos los alumnos de la UCV deben abonar un seguro médico de carácter obligatorio. No es elevado, es de 20.000 guaraníes, pero de igual manera están exigiendo algo desde mi parecer no debería ser así. Se dice en algunas facultades no existe esta normativa, vamos a pedir una explicación clara respeto al tema.

-Desde tu punto de vista, ¿Cuál sería la forma ideal de manejar las decisiones que afectan a los estudiantes?
Desde mi punto de vista el consejo de gobierno del campus antes de realizar algún dictamen que afecte al alumnado debería establecer previamente una mesa de diálogo entre todos los representantes de las diferentes   facultades a fin de analizar el cambio que se podría realizar, ya sea en las cuotas, los aranceles, la matriculación u otro gasto del alumnado.

-También nos contaste como los nuevos horarios es un gran problema para los alumnos.
A partir del 2014 se unificaron los turnos tarde y noche, con lo que el horario va de 16.00 a 20.00, lo que imposibilita al estudiantado asistir a clases, debido a problemas laborales o geográficos, ya que muchos alumnos no viven en Villarrica, sino que vienen de Caazapá o de otras ciudades. El transporte público es un problema, ya que tienen horas rígidas de salida.

-Existe  un mito sobre los estudiantes de la Católica, de que al ser una universidad privada los estudiantes tienen más recursos económicos.
Los alumnos no acuden a la facultad por tener más solvencia económica sino por el prestigio de la institución. Muchos alumnos tienen dificultades económicas para poder cubrir sus cuotas. Esto empeora con la suba de cuotas y aranceles.

Otra famosa frase que se da ante estas situaciones es “Si no te gusta, ándate a otra universidad”.
Esa frase dentro de una Universidad Católica no se debería mencionar. Pero es algo que lastimosamente los directivos están dando a entender con la suba de cuotas y aranceles. Como institución católica debe tratar de comprender un poco las diversas dificultades de los alumnos en el aspecto económico.

-¿Cómo  ves a la Universidad Católica en todo este fenómeno de la privatización de la educación más bien, en el mercado de universidades?
La oferta educativa que lanza al mercado, especialmente para la carrera de Derecho, es pésima desde un punto de vista muy crítico. El horario no ayuda al potencial alumno de Derecho a decidirse por la carrera. Con lo que respeta a la mejora de la calidad de enseñanza creo que tampoco nos estamos destacando. La UCV en vez de mejorar lo que es la parte de capacitación del alumno, se está enfocando en mejorar la fachada. Eso no es lo que buscamos como estudiantes sino que buscamos una educación de calidad no solamente infraestructura.

FACEBOOK - TU OPINION NOS INTERESA

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *