¿Cómo andamos de autoestima?

20140204_173726~2

Texto: Alejandro Calcaterra
Foto: Araceli Chamorro

La autoestima es la valoración que se tiene uno mismo, a su persona y a su vida. Una parte de la sociedad paraguaya, llena de pensamientos cerrados, corruptos, generaciones con pensamientos que simplemente copian de alguien a quien intentan imitar.
¿La sociedad paraguaya tiene una autoestima saludable? O mejor dicho, ¿tiene autoestima?
La generación de hoy ¿Se está formando de manera saludable? ¿Con un pensamiento libre?

A continuación, un breve ensayo referente a los seis principios de la autoestima (planteados por Nathaniel Brandem) y si la sociedad paraguaya los logra o no.

Según Nathaniel Branden (1930 – 2014) quien fue un psicoterapeuta canadiense, la autoestima “es la confianza en la capacidad de pensar y de enfrentar los retos que la vida te presenta. La confianza de tu derecho a la felicidad, de ese sentimiento que te dignifica y te hace merecedor de valorarte a ti mismo como persona, y las aportaciones que haces al mundo como tal.”

En el libro “Los seis pilares de la autoestima”, Nathaniel Branden señala las prácticas esenciales para una buena autoestima.

  1. Vivir conscientemente: Vivir sabiendo que la realidad es así mismo como la estamos viviendo, no tratar de evadirla de ninguna manera, aceptarla y vivirla de la mejor manera posible, ser consciente de nuestros actos, saber lo que estamos viviendo y a dónde estamos apuntando.
  1. Autoaceptacion: cuando realmente nos conocemos, cómo pensamos, actuamos, reaccionamos, debemos aceptarnos tal cual somos, aceptar nuestros pensamientos, sentimientos y acciones, ser conscientes de que somos de una manera. Aceptar que no somos perfectos, abrazar nuestras imperfecciones y conocernos en nuestro más profundo interior, pues eso nos ayuda a conocer nuestras fuerzas y debilidades
  1. Ser autoresponsable: debemos admitir que somos los principales y únicos autores de todas nuestras decisiones tomadas, y acciones realizadas. De con quiénes decidimos estar, a qué metas queremos llegar y que estamos dispuestos a hacer para llegar a ellas. De cómo tratamos a la sociedad, a nuestra familia, amigos, de qué clase de ciudadano queremos ser. Y por sobre todo de nuestra felicidad, cada uno es responsable de ser feliz.
  1. Tener autoafirmación: Es admirar nuestros deseos y metas y tratar de encontrar alguna manera de poder expresarlos. Tratarnos con respeto, ser auténticos, originales, no ser copia de otras identidades, tener opinión propia. Defender lo que creemos, nuestros ideales, nuestra forma de ser.
  1. Vivir con determinación o propósito en la vida: se refiere a vivir sabiendo a donde queremos llegar, que metas queremos cumplir y que estamos dispuestos a hacer para poder llegar hasta ahí. Si poseemos una buena autoestima, nosotros controlamos nuestra vida, no el exterior que nos rodea. Si no tenemos propósitos fijados, simplemente andamos a merced de nuestros impulsos, es como una vida sin sentido, por ello es importante fijar metas y realizar acciones concretas para acercarnos a ella cada día.
  1. Vivir con integridad es: tener principios básicos en la vida y cumplirlos. Ser coherentes en lo que decimos y hacemos. Comprometernos con lo que nos propongamos y cumplir las promesas hechas.

Cuando uno mismo se sienta una buena persona, una persona capaz, responsable, en la cual la gente podría confiar y estemos felices con nosotros mismos, en la clase de persona que somos y en la cual estamos apuntando ser, eso es tener autoestima.

Y ahora la pregunta: ¿La sociedad paraguaya tiene autoestima?

  1. Vivir conscientemente: En realidad, ¿Vivimos conscientes de lo que hacemos? Nuestra realidad de todos los días, ¿la aceptamos? ¿Acaso no la evadimos? Al despertamos todos los días, nos conectamos a nuestros celulares, al mundo exterior, no a nuestro mundo interior, vivimos monótonamente, de manera rutinaria sin preguntarnos en realidad, ¿Qué estamos haciendo? ¿Somos conscientes de lo que estamos viviendo? ¿A dónde estamos apuntando con todo esto? ¿Apuntamos al fin de semana para escaparnos de nuestras rutinas y tener un pequeño momento de relajación y felicidad? ¿Esa es nuestra meta de todos los días? Nuestro objetivo tendría que ser fijarnos metas para cumplirlos todos los días, y llevarlos a cabo, para que de esa manera todos los días signifiquen algo, para que hayamos concluido algo, para que haya valido la pena la lucha de ese día.
  1. Autoaceptacion: ¿Nos aceptamos como somos realmente? ¿Son nuestros pensamientos realmente los nuestros, o de alguien más? ¿Nuestras buenas acciones las hacemos de corazón, o las copiamos de alguien para auto complacernos, y mentirnos para poder dormir bien creyendo que hicimos algo de corazón? Constantemente hay gente tratando de evitarse a sí misma, tratando de cambiar su figura, parecerse a tal persona, ser como tal persona, comportarse de tal manera, pensar como todos piensan. Estamos realmente ¿tratando de ser diferentes a los demás? O simplemente estamos tratando de ser diferentes a una parte de la sociedad, y ser igual a la otra. Debemos de aceptarnos y no ocultar quienes realmente somos.
  1. Ser autoresponsable: Todos nos quejamos de los políticos hoy en día, pero ¿Acaso no nos preguntamos cómo llegaron hasta el poder? Si, con nuestro voto. No somos responsables de nuestros actos. Actuamos sin pensar, y no pensamos en las consecuencias que eso pueda llegar a traer. Salimos a la calle todos los días, y vemos basura, basura, y más basura, después de eso se escuchan los comentarios de que vivimos en un lugar sucio, y lo más probable es que esas sean las mismas personas irresponsables que dejan su basura en la mesa en la cual estaban hablando, en el banco en el cual estaban comiendo, o que les causa demasiado esfuerzo guardar su basura para tirarla luego en el basurero. No somos responsables de nuestros actos. Consumimos bebidas alcohólicas e igual conducimos vehículos, sabiendo que está mal; si algo malo llegara a pasar, solo sería por la falta de responsabilidad de parte del conductor.
  1. Tener autoafirmación: ¿Tenemos metas en la vida? ¿Sabemos cómo llegar a ellas? ¿Son nuestras metas u objetivos? ¿O son objetivos que ya se nos habían planteado? ¿O son objetivos que tenemos que cumplir? ¿Estamos haciendo lo que en realidad nos gusta? O ¿simplemente lo hacemos porque alguien nos obligó a hacerlo? Nuestras opiniones ¿Son verdaderamente nuestras? ¿O son opiniones ajenas? ¿Estamos orgullosos con lo que somos? ¿Aceptamos nuestra identidad? ¿Nos respetamos a nosotros mismos? Tenemos que tener opiniones firmes y concretas con respecto a lo que pensamos, para poder llegar a nuestras metas y a nuestras propias conclusiones.
  1. Vivir con determinación o propósito en la vida: ¿Cuál es nuestro propósito en la vida? ¿Tenemos uno? ¿O vivimos de la manera en que nos digan que tenemos que hacerlo? ¿O nuestro único objetivo es conseguir dinero, para seguir manteniéndonos y vivir de lo material? Al observar como familias se rompen, se separan, ¿Acaso su propósito no era estar juntos? Debemos de plasmar nuestras ideas a la realidad, para ver su factibilidad. Vivir productivamente es una exigencia para así poder afrontar el día a día.
  1. Vivir con integridad: Si en el poder hay ciudadanos que viven engañando, mintiendo, robando, burlándose en la cara de la sociedad, esa no es una manera íntegra de vivir, y menos de ellos siendo ejemplo y claros representantes de la sociedad.
    La forma en la cual vivimos ¿es la correcta? ¿Vivimos a base de nuestros ideales o principios? ¿Vivimos respetando en lo que creemos? ¿Somos capaces de llegar a nuestras metas? ¿O nos quedaremos a mitad de camino por ser conformistas con lo que ya logramos? Deberíamos de fijarnos metas todos los días, para así poco a poco ir escalando hacia nuestros objetivos. Así iríamos viviendo con un propósito, con algo que queremos llegar a ser, y nunca debemos de parar hasta lograrlo.

 

Conclusión
No hace falta nada más que leer las noticias en un diario para darnos cuenta que en la mayoría de las veces, en la sociedad paraguaya no se cumplen los seis principios de la autoestima. Vivimos constantemente en una sociedad que critica duramente al resto de la sociedad, denigrando la manera de pensar de los demás, haciendo que sea más difícil el expresarse libremente.
La falta de confianza es algo que se ve todos los días, siguiendo el orden rutinario de la vida, sin saber a dónde ir ni donde proyectar. Es necesario ir cambiando nuestras maneras de pensar, es más, es necesario pensar por nosotros mismos, no que alguien nos haga pensar lo que ellos quieran que pensemos.
Debemos ser capaces de tomar nuestras propias decisiones, ser responsables y atender las consecuencias que nuestras decisiones traerán.
Ponernos metas al despertar todos los días, y hacer que todos nuestros días sean productivos de alguna manera, para así ir acercándonos al cambio que tanto necesitamos.
Sin duda alguna, nos falta un largo camino que recorrer. Y es por eso que debemos encaminarnos para formar mentalidades nuevas, con autoestimas saludables, ayudar a los que están en proceso de formación y encaminarlos hacia el éxito, para motivación de ellos mismos, y motivación nuestra para seguir adelante. Es de suma importancia que la sociedad paraguaya vaya formando su autoestima de manera saludable, para así ir ayudando a las siguientes generaciones para que vivan en una mejor sociedad.

FACEBOOK - TU OPINION NOS INTERESA

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *