El amigo radialista en las alas de las ondas

Por Santiago Caballero, docente

Recuerdo a Osmar como uno de los alumnos que pasan por las aulas y luego desaparecen. Después, los encontrás en algún medio de comunicación, radial, televisivo o escrito. Y allí están. Como comunicadores que se forman, que se ganan su espacio, que cumplen su labor. Pareciera que Osmar y otros nos dicen que las aulas les resultaron unos receptáculos donde la comunicación no solo no se expande sino se encuentra aprisionada. Sé que exagero. Pues las aulas, las calles, las instituciones y las empresas de comunicación se complementan, se coadyuvan en los procesos, comunicacionales como sociales. Hoy, ayer, siempre. Pero Osmar era de los que se fueron y nos dejaron. Al paso de los años se convirtió en un excelente comunicador, radialista simpático, de buen trato y responsable. Es un honor decir que fuiste mi alumno, que pasaste por el Dpto. de Ciencias de la Comunicación de la UCA. Te recuerdo con afecto, con simpatía, con la nostalgia de una amistad interrumpida, de una utopía que con tu ausencia queda huérfana en un momento tan importante de la historia de esta ciudad, de este país, de esta sociedad. Un abrazo, amigo.

Omar Apuril 2

FACEBOOK - TU OPINION NOS INTERESA

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *