Barrio Surubi’i, un lugar rodeado de paisajes verdes

Texto y fotos:  Alejandra González Toñánez

Surubi’i es un barrio cerrado en las afueras de la capital, exactamente en Mariano Roque Alonso, donde muchas familias se alojan y viven una vida tranquila en un ambiente bastante natural y calmo, rodeado de naturaleza y de varios paisajes verdes.

Se encuentra ubicado en un enorme predio boscoso, donde se puede observar todo tipo de fauna y flora, incluyendo grandiosos árboles y una variada vegetación, así como un panorama de animales salvajes, como venados, aguara’is, karajas y muchos otros.

Para poder preservar la naturaleza viva de este maravilloso lugar, contamos con una Asociación de vecinos que se encarga de organizar y manejar las actividades y la situación del barrio. Como por ejemplo, la instalación de carteles en varios lugares, los cuales imponen la prohibición de la caza de cualquier animal, el arreglo de las calles, las cuales muchas todavía son de tierra, y el cuidado del ambiente, que depende de cada uno de los propietarios de Surubi’i, pero es apoyado y promovido por la organización vecinal.

Cada casa en Surubi’i tiene organizada la visita del camión de basura todas las semanas, para poder mantener siempre limpios los alrededores encargándose de tirar la basura de cada familia. En mi casa, por ejemplo, tenemos dos grandes cestos de basura elevados a los costados de la entrada, en donde mi familia entera deposita sus residuos en bolsas ordenadas y el camión de basura es el encargado de elegir el destino de los desechos.

Lastimosamente, un gran problema de mi barrio es el arroyo que pasa en medio del territorio, el cual siempre se ve contaminado por los desechos de los mataderos de la zona, causando que el olor del arroyito sea bastante desagradable, especialmente los fines de semana cuando más gente visita Surubí’i.

En mi opinión, a pesar de este inconveniente, el resto del barrio se encuentra en un buen estado ambientalmente, con el control de los desechos y la preservación de la naturaleza y esencia del lugar con entusiasmo por parte de toda la vecindad. Conociendo toda la contaminación del mundo, hoy en día, hay que saber cuidar los lugares que todavía pueden ser salvados y cuidados. Depende totalmente de nosotros y de nuestras ganas de ver un mundo más verde y menos contaminado.

FACEBOOK - TU OPINION NOS INTERESA

comments

,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *