Aprendí de ti

Poema de Ali Rehnfeldt en honor a Chiquitunga

Texto: Ali Rehnfeldt

Foto: sicompy

 

Aprendí de ti

que el amor siempre crece,

que para demostrarlo

hay que actuar

Aprendí que las sonrisas

hay que regalarlas,

que siempre ayudan

a quien mal está.

Aprendí que rezar

es compromiso,

es sacrificar tiempo

al alba o al anochecer.

Me diste la lección

de que las dudas siempre existen,

pero seguir el corazón

es siempre la mejor opción.

Me enseñaste

que en nuestro camino

habrá siempre cruces.

Y a entregarlas a Dios

para alivianar la carga.

Humana, pero con luz de ángel.

Calma, pero con fuerza interna.

Entregada al amor eterno.

Aprendí de ti

a amar, a sonreír, a dar, a dudar, a confiar.

Tanto aprendí de ti.

Gracias, Chiquitunga.

 

 

 

 

 

 

 

FACEBOOK - TU OPINION NOS INTERESA

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *