¿Por qué los jóvenes no votaron?

Texto: Martín Riera
Foto:
Camila Picco

El pasado 22 de abril se realizaron las votaciones generales para elegir a las autoridades que estarán a cargo del país en los próximos cinco años. Con un alto porcentaje de jóvenes en el electorado, se esperaba una concurrencia masiva a las urnas, pero esto no sucedió. ¿Qué pasó?

En todo el Paraguay, más de 2 millones de personas se movilizaron para tener la oportunidad de participar de la fiesta cívica para elegir al siguiente presidente del país; vicepresidente, los gobernadores de los 17 departamentos con sus miembros de junta;   senadores; diputados y 18 legisladores al Parlamento del Mercosur. Pese a la trascendencia del acontecimiento,  el protagonismo joven estuvo “por debajo de lo esperado”, según seña el periodista Héctor Fretes en un artículo de ABC Color. El comunicador escribió  que, según datos de la oenegé Acción Paraguay, solo el 14% de votantes de hasta 29 años ejercieron su derecho, a pesar de que “la franja etaria de hasta 39 años concentraba más del 54% de los habilitados”.
La ministra de la Juventud, Magalí Cáceres, manifestó para Ventana Abierta que se llevaron adelante numerosas campañas con el objetivo de incentivar a la población joven a votar.  “La campaña que impulsamos específicamente desde la SNJ Vota Na Kape buscaba generar mayor conciencia del poder del voto en manos de los jóvenes”, contó.
La ministra afirmó que “aún queda recibir las cifras oficiales de participación, pero entendemos que ha sido bajo el número, lo cual significa que aún hay mucho que construir en materia de educación cívica”.
Sobre si la oferta electoral pudo no haber convencido a los votantes, Magali respondió que “son muchos los factores, pero sin duda que pudo haber sido uno de ellos. La baja participación es un fenómeno que no solamente lo vivimos acá. Elecciones democráticas en países europeos y americanos también han mostrado un decreciente número de participación joven, y esto puede deberse a distintos factores: no sienten el peso de la responsabilidad del voto, no se sienten escuchados como sector, etc. La realidad es los procesos electorales deben adaptarse a aquello que a las nuevas generaciones les mueve”.
“Habría que buscar el fortalecimiento de debates que permitan conocer las posturas e ideas de los candidatos, también que las herramientas de campaña se adapten más a las tecnologías de las nuevas generaciones e inclusive conversar y analizar el sistema de voto actual. Se trata de lograr un puente entre los candidatos y el electorado joven”, continuó la funcionaria acerca de cómo se puede mejorar para las próximas elecciones.
Por último la ministra reflexionó que los jóvenes deben entender que es “nuestro momento, este partido nos toca jugar a nosotros. Lo importante es que no solamente salgamos a votar, sino que nos involucremos en todo el proceso electoral. Que exijamos, propongamos, debatamos, cuestionemos, y que seamos realmente agentes de cambio en la construcción de ese Paraguay que queremos”.
Finlamente resaltó que la juventud debe ser protagonista en todo sentido.

 

FACEBOOK - TU OPINION NOS INTERESA

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *