HACIA UNA UNIVERSIDAD PARA LA GENTE

Texto: Profesor Santiago Caballero Britos
Foto: Ventana Abierta

La ciudad de Ybycuí es conocida por ser “la cuna del Centauro”, por Minas cué, porque allí nació Mauricio Cardozo Ocampos y poco más. Dentro de poco también será conocido porque en su templo parroquial están los restos mortales del Siervo de Dios Padre Julio César Duarte Ortellado, el próximo Santo Paraguayo.

 

El sábado y domingo pasado llegaron a Ybycuí los alumnos de la materia Comunicación Alternativa de Ciencias de la Comunicación. Fueron a entrevistar a los que conocieron al P. Julio y a las personas que ofrecieron sus testimonios. Porque es muy importante que se registre en imágenes y sonido lo que la gente piensa, siente y vive de un hombre extraordinario. Un sacerdote que se adelantó al Concilio Vaticano II y unió a la evangelización la preocupación por el hombre, por sus angustias y esperanzas, su falta de trabajo, de salud, de educación. Y así nos lo contó la gente.

 

El Pa’i Julio era ya en su época considerado un santo por su entrega a Dios y a la gente, por su profunda espiritualidad, por su vida austera, por su carisma de crear y fortalecer comunidades eclesiales vivas, dinámicas, solidarias. 

 

Los alumnos de Comunicación con esta experiencia nos dicen que están dispuestos a fomentar su formación de una comunicación abierta a la gente, al servicio de las vivencias populares. Esperamos, con entusiasmo, el producto final. 

 

FACEBOOK - TU OPINION NOS INTERESA

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *